a

El Congreso se celebró en el Auditorio de Villagarcia de Arousa los pasados días 8, 9 y 10 de Septiembre con la participación de ponentes de reconocido prestigio.

D. Carlos Arnal, asistió al Congreso en calidad de socio y director de Consulting CAC & Asociados, extrayendo del mismo numerosas conclusiones positivas y sacando un alto provecho de la nutrida presencia de ponentes muy cualificados en el ámbito de la Mediación y el Arbitraje que han dado al Congreso, celebrado en el magnífico marco del Auditorio de la localidad pontevedresa de Villagarcia de Arousa, una inmejorable imagen.

Entre los brillantes ponentes que han pasado por el Auditorio de Villagarcia de Arousa destacar la intervención de:

—D. Jesús Lorenzo Aguilar, Director General de ASEMED, organizador de varios congresos de Mediación y Arbitraje , además de un reconocido abogado y formador en diversas áreas, que en su  ponencia se centró en la justicia restaurativa y su aplicación a la responsabilidad penal de las empresas.

Especialmente interesante fue también la magnífica intervención del Doctor Ramón Cacabelos, licenciado en Medicina y Cirugía, Doctor en Psiquiatría, Catedrático de Medicina Genómica y Presidente de la Asociación Mundial de Medicina Genómica, un auténtico placer poder disfrutar da la capacidad oratoria de D. Ramón.

Por último, entre las numerosas locuciones  resaltar también la intervención  de D. Javier Ales,  profesor de Derecho y Director del Master de Mediación de la Universidad de Loyola, además de  Presidente del Foro Internacional de Mediadores profesionales (FIMEP) y que deleitó con su interesante exposición  a todos los presentes en el Auditorio de Villagarcía Arousa.

aEntre las conclusiones del Congreso resaltar que  muchos de  los participantes hicieron especial incidencia en el hecho de que :

La empresa que cometa un delito y no tenga un plan de responsabilidad penal implantado será condenada irremediablemente, a raíz de la reforma del Código Penal que entró en vigor a partir del pasado 1 de Julio de 2015″.

Por lo tanto se hace inevitable que las empresas posean un plan de “COMPLIANCE” plenamente actualizado si no se quiere correr el riesgo de perder competitividad a la hora por ejemplo de trabajar  en otros países,  las empresas españolas deben adquirir pues una “cultura del cumplimiento“.

Entre los pocos “contras” del Congreso queda a mejorar el conseguir un mayor grado de participación e implicación  del mundo empresarial, que podría ser un factor importante a la hora de que las empresas fueran adquiriendo una mayor “cultura de la justicia alternativa” y vieran la mediación como una manera interesante y eficaz a la hora de resolver sus conflictos, sin duda un aspecto que se mejorará en futuras ediciones de este interesante Congreso Internacional de Mediación, Arbitraje y Compliance.

Por último, D. Carlos Arnal no quiere dejar de destacar la profesionalidad y dedicación del Ateneo Internacional de Mediación y Arbitraje y particularmente de su Presidente D. Carlos Núñez Reboredo.

Start typing and press Enter to search