Según un estudio realizado por una consultora de prestigio, el 80% de los puestos de trabajo disponibles en el mercado laboral son prácticamente “invisibles”  y no llegan a los canales habituales que de manera más frecuente utilizan los demandantes de empleo, como redes sociales, Empresas de Trabajo Temporal, portales especializados etc.

 El estudio de la consultora Watch & Act,  ha llegado a la conclusión de que el “boca oreja” puede ser el canal más efectivo a la hora de conseguir un trabajo, y que los familiares o las  amistades pueden ser incluso más útiles que redes sociales especializadas en empleo. La clave que da la consultora es el hecho de que muchos trabajos disponibles no salen a la luz porque requieren de una especial “confianza”, que solo proporciona en determinados casos  el hecho de una “recomendación” con garantías.

 Según datos proporcionados por la consultora,  más de un 50% de los empleos que se consiguen,  son  gracias a contactos personales  totalmente ajenos a la formación o experiencia profesional. Es el momento donde entran en juego las amistades o conocidos  que uno haya cosechado a lo largo de su vida.  Estas cifras van en continuo aumento, en tan solo unos años han subido aproximadamente un 10% los empleos que se consiguen gracias a familiares o  amistades al margen de la vida laboral,  y teniendo en cuenta la tendencia,  se espera que el porcentaje todavía sea más elevado en los próximos años, y que este “mercado oculto” de empleo va a crecer de forma exponencial.

 Como dato curioso destacar que padres, hermanos, tíos y abuelos,  junto con las amistades, son las fuentes más comunes de contacto para obtener un empleo. Destacar también que según el estudio realizado,  cuanta más responsabilidad y cualificación requiere el puesto de trabajo,  más baja es la influencia de este método para encontrar empleo,  y más se recurre a cauces más profesionales y exigentes a la hora de realizar la búsqueda, huyendo  las empresas del clásico “enchufe”,  así en el otro extremo de la balanza tenemos por ejemplo las empresas de cazatalentos que tan de moda se han puesto en los últimos años a la hora de buscar determinados perfiles profesionales muy cualificados.

 No podemos dejar pasar otra forma de encontrar empleo que se está haciendo un hueco entre los modelos tradicionales, se trata de los grupos de Networkig,  que también están fomentando de manera eficaz la contratación y están cada día más en auge. En estos grupos se realizan reuniones semanales donde se establecen “confianzas” que permiten conocer ofertas de puestos de trabajo a los que resultaría muy difícil acceder por otros cauces, existen varios ejemplos de grupos de este tipo, cada uno con sus peculiaridades, como el BNI, Grupo Conecta, Meetwork o MeetUp por destacar solo algunos de una lista cada vez más amplia, un claro  ejemplo de la constante evolución del mercado laboral y las distintas formas de buscar  el empleo deseado.

Start typing and press Enter to search